Dar vuelta a la tortilla… desde ABAJO: Humanizar

Para empezar, una anécdota:

Hace un par de años, una chavala nica hizo una broma en las redes sociales, y llamó “Jincho” a las personas entrevistadas, creo que a un vende agüelada (Agua helada). Pronto todos se fueron contra ella, que la falta de respeto, etc, etc. Ahora vienen otros chavalos, sacan su marca de ropa “Jincho” y ahora todos los fresas son Jinchos, y eso es “cool”.

El Péndulo

Bien, estamos en una especie de “Pendulazo” como anunciaba Martineli cuando ganó la presidencia de Panamá, refiriéndose a que el Socialismo del Siglo XXI iba a pasar. Pues bien, en medio de esta transición es interesante ver cómo las derechas e izquierdas (si se pueden seguir llamando así) han tenido mutaciones que ya no se sabe qué son. Ahora a los ejemplos.

Ciertamente no podemos decir que haya un monopolio de la lucha popular que sea de la izquierda únicamente, pero ¿Desde cuándo han salidos los de derecha a las calles, a hacer barricadas, tranques, guarimbas, plantones, marchas, huelgas? Ah, desde que los que gobiernan son los de la llamada “Izquierda”.

Aquí vemos como la lucha de la derecha (oposición) es al estilo de la izquierda, solo que con gorras de marca, bloqueador y máscaras contra los gases lacrimógenos (no con camisetas, bicarbonato y limón).

Y qué podremos decir de los Ex-guerrilleros barbudos, vanguardia del pueblo, de los campesinos y del proletariado… los ves en el gobierno y no parecen. Puros empresarios, Mercedes Benz, lujos y grandes gastos, corruptos… Bueno, sin generalizar, de repente hay uno bueno por allí, lo que pasa es que no se ven.

De abajo arriba y de arriba abajo

No es lo mismo protestar, guerrear que estar en el gobierno. No es lo mismo estar encima que debajo de la suela de la Bota. Las cosas cambian, más bien, solo esperamos darle vuelta a la tortilla para que sea otro el que nos mande, nos robe y nos someta. Las revolulciones no han logrado evitar eso. Pues hay un sistema mayor en el que este revolucionario es solo un pequeño engranaje. Poco puede hacer un país socialista (o comunista) en una Economía Internacional de Mercado (libre mercado) que pone los precios de sus productos. Poco puede hacer ese exguerrillero si su gobierno depende del Gran Capital que le manda tío Sam, sí, el del Imperio; sí, el Enemigo de la Humanidad.

El siglo pasado conoció las cruentas luchas de los pueblos contra las dictaduras. Vamos a decir que la mayoría fueron de “derecha”. Las de “izquierda” serían las de Cuba 59, Nicaragua 79. Los militares gobernaron América Latina durante muchos años. Algunos simpatizaron con el pueblo y los problemas sociales como Torrijos en Panamá. Si el presidente era civil y eso arriesgaba con socialismo, lo matan e imponen a un dictador militar como en Chile.

Dictadores, militares, ricos

Los 10 peores dictadores son según Vox Box  (hay otras páginas para consultar, como el Rincón del Vago, pero perderíamos glamur. Seguramente faltan muchos, así como antecesores y sucesores, pero quedémonos con estos para continuar el análisis).

1 Porfirio Díaz (México, 1876-1911).

2 Gral. Maximiliano Hernández Martínez (El Salvador, 1931-1944).

3 Anastasio Somoza García (Nicaragua, 1937-1956), y la dinastía hasta 1979.

4 Gral Juan Vicente Gómez (Venezuela, 1908-1935).

5 Leónidas Trujillo (República Dominicana, 1930-1961).

6 Gral Jorge Rafael Videla (Argentina, 1976-1981).

7 Gral Alfredo Stroessner (Paraguay, 1954 -1989).

8 Gral Efraín Ríos Montt (Guatemala, 1981-1983).

9 Gral Manuel Noriega (Panamá, 1983-1989).

10 Gral Augusto Pinochet (Chile, 1973-1990).

El tiempo no determina lo “peor”. Debemos revisar cuánto llevan estos países en “democracia” después de la “dictadura”, cómo está la democrácia, si ya no hay hambre, analfabetismo, enfermedad, desigualdad, injusticia…

Viendo estos nombres me pregunto ¿Qué hacía la OEA con estos tiranos? ¿Cuánto apoyo recibieron para someter al pueblo por parte de los Estados Unidos de América para evitar que el Comunismo se estableciera en su Patio Trasero?

Movimientos Políticos Militares: Izquierda en América Latina

Cabe recordar que la novedad de la izquierda en América Latina está inspirada en las luchas Anticolonialistas de África y Asia, así como las influencias de la Revolución rusa. Por ello la ideología de las guerrillas o movimientos político-militares de siglo XX en América Latina era “marxista-leninista”. Quizá no era la mejor alternativa, pero sí era la ideología que más se oponía a los sistemas imperantes en la región.

Dificultades para salir de este círculo vicioso de pendulazos

Con todo esto, podemos decir que en América Latina solo hemos luchado y nos hemos desangrado por dar pendulasos, por estar influenciados por la economía y la política de los imperios (o gobiernos poderosos del mundo). No hay muchas alternativas para vivir la llamada “libre determinación de los pueblos”. Es difícil ser “No-alineado”.

En los 500 años de historia Iberoamericana pasamos de la Monarquía a los Gobiernos Liberales, de los Liberales (demócratas) a los conservadores (republicanos). Todos estos gobernaron para las minorías ricas, para los terratenientes. El imperio naciente del norte modeló la economía y la política con plata y plomo a lo largo y ancho de Latinoamérica.

Ahora que el Socialismo del Siglo XXI está amenazado por la falta de liderazgo y muchos yerros, parece que la opción que queda es volver a lo que había antes, Capitalismo Neoliberal. No hemos analizado todavía los aciertos y desaciertos de los gobiernos de izquierda, ni de los de derecha. Simplemente queremos resaltar que en este ir y venir entre derechas e izquierdas se nos va la vida, literalmente.

En busca de esperanza

Cuándo será que tanto unos como los otros se sienten a dialogar y se planteen trabajar por el bien común. Ayudando sobre todo a los más necesitados, comenzando con los últimos, procurando que no haya miseria, que no falte el pan en las casas, que haya medicina en los hospitales, que haya educación gratuita. Que el pueblo no tenga que migrar para comer. Cuándo la política dejará de ser “electorera” y pasará a ser Política, que trate acerca de los problemas de los ciudadanos.

 Si los de derecha y los de izquierda (juntos) conforman al Pueblo, por qué no ponerse a ver el orden de prioridad de los problemas y trabajan por el bien común de los hijos de unos y de otros.

No se trata de darle vuelta a la tortilla y seguir en lo mismo. Se trata de hacer patria, de pensar en los hijos de los demás, en el bien de los ancianos. Tomando las decisiones más oportunas para que no sea el Libre Mercado Especulador y Salvaje el que rija el destino de los pueblos, sino que hablemos de solidaridad, de soberanía alimentaria, de respeto y comunión.

Llevamos años queriendo solo dar vuelta a la tortilla, es hora de Construir un plan de Nación. Ni Derecha ni Izquierda, sino Desde los de Abajo. Sí, de los que están abajo de la bota, abajo del umbral de la pobreza, abajo de las estadísticas, de los que no tienen Twitter ni Facebook, de los que no sufren por la caída de WhatsApp, de los olvidados, de los analfabetas, de los que no tienen para el pasaje del bus aunque la medicina sea gratis. De los que no leerán esto. De los dejados en su libertad, con la barriga llena de aire y la cabeza vacía de ideas; de los que no son productivos, de los desechados por el sistema…

Como ven, termino sonando como la “izquierda”, pero desorientado cuando se anula el diálogo y se corrompen los ideales. Pero creo que más que izquierda, es hora de hablar de Humanidad. Nos estamos desumanizando de un lado y del otro de la política. Necesitamos gobernar desde abajo para librarnos de la deshumanización que traen la economía transnacional y las ideologías importadas.

Humanízate.

P.D. jincho es un término despectivo que se usa en Nicaragua para referirse peyorativamente a las personas humildes, consideradas como “indios, o inditos”, de bajo estatus social, poca educación y cultura. Es una ofensa, bueno, era, porque ahora todos quieren ser Jinchos.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Noticias y política, Reflexiones y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Dar vuelta a la tortilla… desde ABAJO: Humanizar

  1. Pingback: Es hora de el diálogo serio y propositivo | ¿Quién soy yo?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s