Humanos inhumanos

Defender los derechos de las minorías me parece una buena idea.
Dejar claro que las minorías también son SERES HUMANOS 
y que no deberían tener derechos "especiales", sino los reales, 
los que nos hacen humanos: iguales y diferentes. 
Sin distinción de raza, sexo, religión, me parece mejor.

Humanos, simplemente humanos. 
Algunos humanos con algunas características superficiales, 
se ha arrogado el título de "Humanos": 
por lo general blancos, varones y "cristianos". Anglosajones, arios o españoles. 
Frente a ellos hay que reclamar derechos de las minorías... 
porque las consideramos igualmente inferiores. 

Las minorías son la mayoría. Son SERES HUMANOS. 
Somos seres humanos, simplemente humanos, 
en un mundo inhumano. 

Humanos, simplemente humanos, en un mundo que clama y llora. 
Humanos tiernos, ancianos, olvidados, varones y mujeres. 
Humanos. 

Humanos perseguidos y acosados por el hambre, el odio y la guerra.
Asesinados por los inhumanos, que abren sus fauces, cual fieras, 
devoran al débil, le quitan la tierra. Inhumanos matando humanos. 

Humanos en un mundo donde las bestias tienen derechos, 
donde algunos humanos protegen a los no humanos, 
y se vuelven inhumanos cuando un humano se come un animal. 

Hay humanos buenos y otros malos. 
Unos con derechos y otros sin derechos. 
Unos con fuerza para defender y atacar, 
otros simplemente con las ganas de esperar. 

Dónde está la humanidad que humanizaba y nos hacía hermanos. 
Ahora, los inhumanos agarran fuerza, 
con irracional idea de superioridad racial 
y estúpida querella, de rechazar al hispano, al negro, al cristiano. 
Persiguen al musulmán, matan sin pesar, 
no nacidos, ancianos y otros malos ciudadanos. 
Separan familias, mutilan los sueños,
abriendo las grietas, ensanchando los cementerios, 
enterrando la esperanza de un mundo nuevo, 
la esperanza del encuentro. 

Pero un día brillará cual sol radiante en el desierto, 
la multicolor bandera de las culturas, 
donde la raza es la Humana, 
y el sexo es lo de menos, 
donde el color no importa, 
cuando los sentimientos son sinceros. 

Ojalá veamos el día. De la humanidad nueva, renacida
De las llamas y escombros que hoy derriban
lo poco que de humanidad nos enseñó la vida.
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Poesía, Reflexiones y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s