Humanidad ida y por venir

De un tiempo para acá me ha venido la idea de que somos una generación más o menos anclada a su pasado, es decir: la música, los gustos, las acciones y diversiones que marcaron nuestra adolescencia y juventud (bueno, tampoco soy abuelo, ja, ja, ja). Pero más de una vez he escuchado “en mis tiempos no era así”, “en mis tiempos sí había buena música (y la sigo escuchando)”, etc. Eso es lo que llamo estar anclado al pasado, al buen pasado que conocimos.

Pero, qué pasa si nuestros adolescentes de hoy, al igual que nosotros estarán marcados por la época que les es propia, época del reguetón y perreo, donde salir del clóset es como una moda (asumiendo que la identidad sexual se va terminando de definir hacia los 18 años), donde las relaciones sexo-genitales son más comunes entre menores de edad, donde se han multiplicado exponencialmente los embarazos “no deseados” y los “abortos terapéuticos”, donde los animales empiezan a tener derechos y los humanos pobres siguen en la lista de espera del seguro, del hospital, de la escuela, del agua, de la luz… donde los adolescentes no saben escribir, pero tienen tablets, SmartPhones y Facebook… donde abandonan la escuela y no quieren trabajar, donde los hijos de los niños los cría la abuela con ayuda de su pensión que no le alcanza para nada, donde ser violentos (mareros, narcos, terroristas) es la promoción vocacional que hace la televisión con sus noticieros sangrientos y sus narco-novelas…

Y eso por decir algunas cosas que no toman su sentido completo todavía. Preguntémonos ahora cuando el “Socialismo del Siglo XXI” parece estar en “stand by” y la Derecha Latinoamericana arremete con más del Capitalismo salvaje combinado con Neoliberalismo mejorado (para los ricos, claro). Qué pasará en un par de años cuando el Niño y la Niña dejen en mayor evidencia que la avaricia humana y el consumismo solo han traído la ruina de los recursos naturales y la degradación de la especie humana a esclavos del tener, el prestigio y el placer.

A pesar de las malas pasadas, todos guardamos en algún lugar de nuestro cerebro los buenos momentos que forman nuestra identidad, nuestros recuerdos nos dicen quienes somos, entonces, cuando queramos reconstruir el pasado (nuestro futuro que aún no llega), qué diremos…

¿Qué tipo de relaciones y recuerdos estamos almacenando?

El relativismo frente a los valores universales, la hibridación de nuestras culturas con un poco de todo y de nada (globalizados y alienados), la preeminencia que le hemos otorgado a lo virtual (redes sociales con fotografías y videos de una vida “Amazing”)  y hemos relegado el contacto con otros humanos para relaciones a medias, quizá para alimentarnos y para reproducirnos (a veces por error)…

Dónde están entonces los constructores de buenos recuerdos, de buenas historias para contar, los nuevos lugares por descubrir, los árboles para sembrar, los libros para escribir, la vida que dar.

Dónde está el sentido de  la vida y de la muerte que nos rodea, hacia dónde estamos dejando que nos lleven los mediocres políticos y los abusivas mercadologías. Hacia dónde van los ideales legendarios de los revolucionarios, hacia dónde la inteligencia de los egresados de Harvard, y los misiles, tanques, submarinos, portaaviones y bombas atómicas con que los imperios actuales defienden su paz…

Y yo aquí, preocupado por el pasado, y parece que a nadie le importa el futuro. Y yo aquí escuchando a José Luís Perales y José José, y mi vecino tiene a todo volumen: Ella quiere hmm, ah…

Si mi pasado con sus dificultades me ha permitido creer en el futuro y a trabajar un poco por mejorarlo, me pregunto ¿Qué pasará cuando nuestros adolescentes estén anclados a su pasado, que es nuestro presente? Quizá en el futuro, eso del pasado, ya no importe.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Reflexiones y etiquetada , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s