¿Polarización cultural?

Muchas veces hemos escuchado que hay polarización, sobre todo entre partidos políticos y sus ideologías respectivas, también entre ricos y pobres, norte y sur, oriente y occidente, creyentes y ateos. Pues bien, hace poco reflexionaba acerca de la realidad convulcionada que apenas logramos describir, mas no comprender, y me deja más confundido y con más preguntas que respuestas. En eso estaba cuando se me vino a la mente que en la confusión que hay en nuestras realidades complejas, es posible que haya una polarización cultural. Eso trataremos de dilusidar en las siguientes líneas.

Es fácil identificar una polarización, pues lo definimos así por la cuestión de los polos magnéticos, que decimos son opuestos (Norte y sur, positivo y negativo). Pues bien, todos los ejemplos anteriores se explican con facilidad, pues hay términos dialécticamente opuestos (¿y complementarios?). Pero ¿será posible hablar de una polarización cultural?

Pues no sé, de eso se trata esta investigación. Para intentar aclarar el tema, podemos decir que a “cultura” podemos anteponer “incultura” o en un sentido más vago, “ignorancia”. De aquí podemos decir que en la realidad tenemos personas que tiene cultura y otras que no. Pero esto no nos ayuda, pues quedaría expuesto que aquel que no es de nuestra cultura queda en la sombra de la incultura, en relación a la nuestra. En un sentido genérico, todos tienen cultura, aunque algunos viven con “antivalores” sus cultura. Sin embargo, esto nos lleva a buscar entre las diferencias culturales las cosas similares o convergentes entre las diferentes culturas, cosas que son de cierto modo universales y que todos aceptarán como “cultura” en su sentido “mayorativo”.

Dando este paso, podemos arriesgarnos a hablar de valores de las culturas, o culturales, que han de ser universales, de modo que al menos la mayoría de las “culturas” los acepte como buenos y dignos de seguir. Y aquí viene mi inquietud:

En el tumulto de datos informáticos y las protestas políticas y ecológicas que hay en el mundo, creo que se evidencias dos grandes grupos de personas. Por un lado, los que a pesar de las diferencias ideológicas, raciales, idiomáticas y de género pueden ponerse de acuerdo para luchar y trabajar por ciertos valores universales, poniendo el bien común y una “ecología integrar” como sus puntos más importantes de acción. Por otro lado, están quienes en medio de las diferencias citadas anteriormete se apoyan interesadamente en sus propios fines, en sus propios bienes y en su confort. Ambas posturas saldrán a las calles a manifestarse, pues la ley se los permite, pero solo un grupo sabrá elegir a quién apoyar: a los ricos o a los pobres, lo privado o lo común, lo transgénico o lo natural, la muerte o la vida.

Creo que esta polarización cultural, va más allá de las fronteras y de los colores políticos. En pocas palabras tenemos gente a favor de la gente, del mundo, de la “ecología integral” y el “bien común” y tenemos los que manteniendo posturas anquilozadas en premisas como la “libertad”, el “poseer” y el “aquí y ahora”. Son dos clases de ciudadanos, dos clases de culturas. Ahí está la polarización.

La tarea será: lograr unir a quienes abogan por la vida, el bien común y la “ecología integral” para poder hacer algo por el planeta. Y, por qué no decirlo, tratar de evitar que la confusión de los “inculturales” nos sigua arrastranto a las posturas ideológicas de siempre enfocadas en el capital, el confort y el neoliberalismo. Estos últimos se apoyan en la confión, la manipulación y la terjiversación de los hechos.

Las potencias mundiales siguen insistiendo en dogmas e ideologías que nos tienen al borde del colapso. Quienes estén a favor de la vida del ser humano trabajarán, a pesar de sus diferencias, buscando alcanzar el bien común y el equilibrio cósmico, que está perdido.

Por un lado estarán los que se ocupan de los otros (sobre todo los más débiles y desprotejidos), de la Tierra, el bien común. Por otro lado estarán los que se ocupan de sí mismos, del capital y el confort.

¿Estamos polarizados? ¿De qué lado estás? ¿Cuando protestas, por qué lo haces?

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Noticias y política, Reflexiones y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s