Especulación y sospecha. Al César lo del César, a Dios lo de Dios

Me vienen a la mente muchas ideas, como siempre, tratando de comprender el mundo. Hoy se me ocurrió que detrás de un sinnúmero de leyes (raras e ideologizadas) hay algo más.

Antes de continuar, quiero recordar aquel pasaje donde le preguntan a Jesús si deben los judíos pagar el impuesto a Roma (imperio), pero lo que querían es poner una trampa a Jesús… (Mt 22, 21-ss)

Bien, la inquietud es esta:

1-. El Papa Francisco desde que inició su Pontificado ha sido muy popular dentro y fuera de la Iglesia Católica. Es respetado por muchos, por no decir que lo aman. Sale casi todos los días en las noticias. Lo citan políticos, ecologistas, comunicadores sociales, sacerdotes, etc.

2-. La última Encíclica, “Laudato Si”, que tiene mucho contenido ecológico y de denuncia de las estructuras de consumo y destrucción está siendo muy bien aceptada y apoyada por todo el mundo, bueno, no por todos y aquí viene mi duda.

3-. Los dueños del mundo y la Manufactura, El Capitalismo, El Imperio (bueno, ya saben quien) está aprobando leyes como “matrimonio gay” (que no se debe llamar “matrimonio”), insiste en la “pena de muerte” y “aprueba el uso de inyección letal” y otros temas polémicos como “el aborto”, “la guerra”, “las invasiones”, “el capitalismo salvaje” etc… temas polémicos que de cierto modo ya han sido tratados por la Iglesia. Ya hay una postura “oficial”.

4-. El punto es este: Francisco “no debe” quedarse callado ante estas acciones, lo que diga “será usado en su contra” y ganará “enemigos” y perderá la “popularidad con que ha contado estos años. Es decir, que como el Papa denuncia las acciones estructurales de las ideologías mercantilistas y consumistas que están acabando con el mundo, hay que hacer algo para que se calle. Provocar una polémica mayor y cambiar el enfoque de la realidad. Una especie de falacia ad hominem. Y esa es la trampa. Provocar una reacción en el Papa, para “desautorizarlo”. Parece novela, ¿no? Pero la realidad es más fea que la ilusión. El problema dejaría de ser “lo que dice” para centrarse en “quién lo dice”, obviamente, desautorizándolo malintencionadamente, pues Francisco es el líder mundial más creíble que puede hacerle frente al Imperio Ideológico y Económico del Tío Sam.

En todo caso, espero que el espíritu de la verdad y el bien salgan a luz, que nos hagan ver el camino que conduce a la verdadera vida, donde hay pan para todos, donde no haya guerras, ni dolor, donde todos vivamos en paz.

Nada sucede por casualidad, hay que ver quién mueve los hilos.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Reflexiones y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s