Juventud raptada: condenada por la estructura

En una “sociedad normal” los jóvenes juegan un papel fundamental. Son no solo el futuro, son el presente de dicha sociedad. Los jóvenes son el motor intelectual, cognoscitivo, deportivo, crítico, entretenido, dinámico y comprometido con las causas que afectan a todos.

En nuestras sociedades centroamericanas (porque hablo desde  mi experiencia como nicaragüense y migrante centroamericano en Centroamérica: Guatemala, El Salvador, Honduras), nuestra juventud no solo se ve afectada por lo que algunos llaman “Posmodernidad” que apunta un poco más a la indiferencia y al “sálvese quien pueda”, sino que además, nuestros jóvenes están condenados a la ignorancia y a la violencia.

Los sistemas económicos y políticos que tenemos han dejado desprotegidos a nuestros jóvenes: La educación y la salud rezagadas. El sistema quiere jóvenes con “Educación media” para pasar a ser un trabajador-obrero-operario para toda la vida. No está mal el trabajo, sino la condenación a no poder optar a cargos superiores porque “No tiene un título universitario”. Si se gradúa de la universidad le piden experiencia, como no la tiene no lo contratan, y ni es titulado prefieren contratar a alguien con un título inferior porque se le pagará menos.

Son (somos) bombardeados por los medios masivos de comunicación a consumir y consumir: celulares, Tablet, laptops, ropas, Apps, alcohol, cigarros,  drogas, sexo, pornografía, etc.

Encima de todo esto se encuentra el factor VIOLECIA que viene a minar más aún el pequeño camino andado para la liberación de nuestros pueblos por medio de los jóvenes. Los jóvenes no pueden salir de sus colonias por las “maras”. No se pueden reunir, visitar, organizar, porque tanto el Crimen organizado (o los que organizan el crimen) así como los Empresarios (puede que sean los mismos, pero ese es otro tema) no se interesan en el bienestar o futuro de los jóvenes. Quieren únicamente consumidores de lo bueno y de lo malo que ofertan.

Resumiendo: Si los jóvenes no han tenido acceso a la educación secundaria y superior, si no tienen buena salud y alimentación, si no conocen la realidad, si no pueden salir a las calles tranquilamente… ¿Quién estará moviendo los cambios que este pueblo necesita?

Si ya tenemos amarradas las bocas y las manos con la “posmodernidad y la indiferencia”, qué más podríamos esperar si estamos secuestrados por la violencia. Y mientras todo esto destruye el presente y el futuro de nuestras sociedades, los políticos de siempre como pirañas hambrientas buscan votos. ¿Para qué? Pues para seguirse enriqueciendo con el sistema económico-social que deja esclavizadas a las familias que apenas sobreviven para un día seguramente morir.

Digo sistema económico social porque la “economía”, la “mano invisible”, el sistema capitalista deja al pobre en desventaja. Los padres de familia, con dos o más hijos tienen que trabajar desde la madrugada hasta el anochecer. No hay tiempo para la familia. ¿Quién educa a los hijos mientras tanto?

Las rejas o portones que se han puesto para “cuidar” a los vecinos de la violencia ya tienen a los violentos dentro de sus murallas. Allí no entra ni la policía. No hay policías, no hay padres, solo droga, armas, muerte. Pero en las zonas rosas no es lo mismo. Parecen espectros de alto contraste: la Zona Rosa de los Ricos y las Zonas Rojas de los Pobres. Y no se trata de una lucha de clases, porque los pobres ya no pueden ni luchar.

El capitalismo salvaje y los empresarios voraces se han enriquecido a pesar de la muerte y del hambre de los pobres que los mantienen. Políticos y financistas han dejado al joven y a las familias a merced de una muerte y destrucción segura.

Creo firmemente que la salvación de la sociedad vendrá desde el núcleo familiar, pero mientras el núcleo esté destruido, poco podremos hacer.

Necesitamos un sistema económico que dé importancia a la vida en familia, y no me refiero que “la familia sea el cliente a quien exprimirán”. La familia necesita tiempo de calidad, no tiempo para el Face, o los VideoGames, necesitan tiempo para el diálogo frente a frente.

Un sistema económico que permita que todos coman bien, estén bien nutridos. Que cada quien gane lo que necesita para vivir dignamente junto con su familia. Que no tengamos que migrar para comer.

Un sistema educativo “Gratuito y Obligatorio” hasta la Universidad. Donde no se pase al estudiante por “ser el hijo del marero” o por “extorsionar al maestro”. Un sistema educativo que obligue a los padres a enviar a los hijos a la escuela. Tener escuelas seguras, libres de violencia.

Necesitamos un sistema judicial y penal que garantice la detención y la corrección del delincuente, así como su activa reinserción en la sociedad. No necesitamos penales hacinados ni mucho menos hoteles de lujo para los delincuentes. Considero que los que están presos deben hacer algo más que estar solamente en las cárceles “sufriendo”. Estudio y trabajo obligatorio, para no seguir recargando en los pobres la manutención de los delincuentes. Cama, comida y seguridad para el delincuente pagada con los impuestos de los pobres.

Necesitamos una policía que no sea corrupta. Que no extorsione a los extorsionadores, que no “rentee”, que no cubra a los delincuentes. Una policía que no sea delincuente. Que sea cercana, que pueda entrar en las colonias  y barrios por rutina, no solo para levantar cadáveres de la “delincuencia común”.

Quiero jóvenes libres, conscientes y responsables. Que piensen y actúen, que se organicen y luchen. Que asuman su papel protagónico en la sociedad. Que transformen la realidad poniendo en práctica sus habilidades y destrezas. Quiero jóvenes que luchen por hacer realidad sus sueños. Quiero que el joven sea el joven que tiene que ser.

¡Dennos esperanza!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Noticias y política, Reflexiones y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s