El mundo se detuvo y bailamos

Cada cabeza es un mundo
y su mundo se detuvo junto al mío.
El gran Atlas que lo sostenía 
fue mi temeroso hombro.
Todo era silencio entre dos mundos. 
Mientras el estéreo gritaba: 
Como golpeando las puertas del cielo. 

Su mundo se detuvo junto al mío, 
y nunca estuvimos tan cerca como ese día.
Fue solo un pequeño instante
pero resonará en la eternidad. 

Nunca me gustó tanto el pop-rock 
como cuando el mundo se detuvo
y un susurro en mi oído 
que decía: llévame, 
marca el tiempo de este silencio.

La música dibujó las siluetas
de la hermosura a media luz. 
Cuando me di cuenta era noviembre, y llovía. 
Los que eran dos parecían uno solo, 
al compás de un tiempo de Vals, o pop.
A saber, quizá era Rock.
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Música, Poesía y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a El mundo se detuvo y bailamos

  1. FWong dijo:

    Awwwwwwwwww!!!! sublime…

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s