La vida en Nicaragua: enfoques sobre la vida ¿Percepción o realidad?

La VIDA humana. Enfoques de hoy

En una sociedad en la que el valor de la vida humana no sólo se ha relativizado, sino que ha perdido el respeto, es fácil constatar las múltiples amenazas que se dan a la vida humana.

Para ubicarnos un poco, vamos a centrar nuestra atención en Centroamérica, particularmente en la República de Nicaragua y trataremos de sondear cómo está el tema de la vida humana desde los diferentes enfoques, a saber: el Derecho a la vida, la Calidad de Vida, la Sacralidad de la Vida y el Buen Vivir, para terminar con el enfoque latinoamericano de la vida de los pobres. Todo esto para tener algunos criterios para juicios bioéticos que se pudiesen dar al respecto. Pues para hablar de Bioética, hay que tener claro qué es vida (bio-) y qué es la ética. Nuestro trabajo estará enfocado a dilucidar sobre las apreciaciones que se tiene de la vida desde las perspectivas antes mencionadas.

Visto desde la Comarca "El Llano", Malpaisillo, León.

El Momotombo. Visto desde la Comarca “El Llano”, Malpaisillo, León.

Derecho a la vida

El derecho a la vida ocupa el puesto número 3 en los “derechos humanos”[1]. El punto de debate está en qué momento inicia la vida y cómo se puede decir que es vida humana. Pero nos limitaremos a tratar el cómo se aborda el derecho a la vida en Nicaragua.

La Constitución de la República de Nicaragua en su artículo 23 dice: “El derecho a la vida es inviolable e inherente a la persona humana. En Nicaragua no hay pena de muerte”[2].

Por otro lado la Revista Envío[3] expone la participación que tuvo el Estado de Nicaragua en el Examen Periódico Mundial (EPM) del Consejo de Derechos Humanos de la ONU (celebrado el 8 de febrero de 2010), donde recibió 109 recomendaciones, de las cuales 32 estaban referidas a la preocupación sobre los altos índices de violencia contra las mujeres. Eliminar la penalización del aborto terapéutico y permitir la interrupción del embarazo en casos en que peligre la vida de la madre y cuando el embarazo sea producto de violación o incesto. Los países que recomendaron esto son: Gran Bretaña, Suiza, Noruega, Suecia, México, Finlandia, Holanda y Francia. Sin embargo, la respuesta dada por la ministra de gobernación, Ana Isabel Morales, descartó el restablecer el aborto terapéutico diciendo: “Las transformaciones legales y nuevas disposiciones referidas al aborto en Nicaragua –dijo- son resultado del ejercicio de la soberanía de nuestro país, no se trata de un asunto de carácter religioso. La mayoría de los ciudadanos nicaragüenses consideran que es importante el derecho a la vida del no nato, que es también un ser humano con goce del derecho a la vida y que el aborto no es un método apropiado de control de la natalidad”[4].

En estos dos artículos citados, la Constitución y la revista Envío, se refieren al Derecho a la Vida, como inviolable, inherente a la persona humana y un derecho del ser humano. Podemos decir, a partir de esto, que a nivel conceptual se da importancia no solo a la Vida Humana, que se refiere a lo biológico, sino que se vincula el derecho a la vida con el Ser Humano y con la Persona Humana, que son conceptos antropológicos, jurídicos y filosóficos[5].

Sería interesante, para futuras investigaciones, relacionar las 32 recomendaciones citadas anteriormente con el reporte de la BBC Mundo[6] sobre los mejores países para ser mujer, de los cuales Nicaragua ocupa el puesto número 10. Prácticamente representa al continente americano. Se refiere explícitamente a cuestiones de equidad de género o igualdad de oportunidades. Ver el ranking más actualizado en Inglés de la BBC News.

Me llama la atención que cuatro de los países que sugieren a Nicaragua la despenalización del aborto terapéutico y la vigilancia de la seguridad de las mujeres, compartan además los primeros lugares, junto con Nicaragua como “mejores países para ser mujer”. Estos son Finlandia, Noruega, Suecia y Suiza, sin embargo, estos mismos países piden la despenalización del aborto “terapéutico”.

Ciertamente el Derecho a la Vida no se limita a la cuestión del aborto, sabemos que es mucho más amplia. Vale la pena valorar que las presiones de los “países donantes” y desarrollados pueden ejercer la fuerza necesaria para promover leyes en contra del Derecho a la Vida. Pero por el momento, volviendo al artículo citado de la Constitución política de Nicaragua, nos quedamos con que en Nicaragua se defiende el Derecho a la Vida (incluidos los no nacidos) y no hay pena de muerte.

Por tanto, el tema del derecho a la vida será una cuestión de enfoque. Para los países ricos e industrializados es fácil decir “sí” al aborto. En un país empobrecido y proletario, porque su única riqueza son sus hijos, la prole, el respeto al derecho a la vida se da desde la concepción y se cuida hasta la muerte natural. Para terminar este punto: ¿Cómo es que uno de los países más pobres de América latina es un buen país para ser mujer?

Calidad de Vida

El enfoque sobre la calidad de vida no es uniforme, pues hay muchas formas de ver lo que significa calidad, vida, y calidad de vida. Existe un método muy utilizado que propone el PNUD y mide el Desarrollo Humano al cual atenderemos para referirnos a este aspecto. Sin embargo, algunos pensadores consideran que la Calidad de Vida no debe limitarse al aspecto del crecimiento o desarrollo económico, sino que se debe buscar el crecimiento del hombre integral[7].

El desarrollo humano que propone el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) tiene en cuenta tres aspectos fundamentales: la longevidad (esperanza de vida), el nivel educacional (educación) y el nivel de vida (medido por PIB). Existen además otros indicadores para el Desarrollo Humano, como: Índice de Desarrollo Humano (IDH), Índice de Desarrollo Relativo al Género (IDG); Índice de Pobreza Humana (IPH); Índice de Potenciación de Género (IPG)[8].

En el índice de desarrollo humano, Nicaragua ocupa el puesto número 132, entre los países con desarrollo humano medio[9]. Otro índice que nos permite ver datos comparativos el índice Gini[10], que mide el grado de desigualdad entre el ingreso bruto y la distribución de la riqueza. Estos indicadores nos permiten una visión, aunque superficial, más o menos cercana a la realidad en general.

Veamos los datos comparativos de los países centroamericanos:

“desarrollo” IDH[11] 2014Promedio CA 102 “Igualdad” Gini[12] (2009-2013)Promedio CA 49.5
1 Panamá 65 1 El Salvador 41.8
2 Costa Rica 68 2 Nicaragua 45.7
3 Belice 84 3 Costa Rica 48.6
4 El Salvador 115 4 Panamá 51.9
5 Guatemala 125 5 Guatemala 52.4
6 Honduras 129 6 Honduras 57.4
7 Nicaragua 132 Belice Sin datos

El promedio fue calculado personalmente sumando los índices y dividiéndolos entre el número de países involucrados.

La gran dificultad de trabajar o citar estos informes e índices es que para comprenderlos ocuparíamos mucho tiempo, y qué decir de analizar y comprender cada variable. Bástenos como referencia para decir que un estatus económico de “desarrollo” o “en vías de desarrollo” no garantiza “igualdad”, mucho menos “seguridad” para la población. A propósito de esto, vale la pena mencionar que Guatemala, Honduras y El Salvador, que presentan un mejor IDH que Nicaragua, tienen además, los índices de violencia más altos de la región, incluso son notables a nivel mundial. Pero ese es ya otro tema.

Podemos decir que Nicaragua no cuenta con los estándares mundiales en cuanto a Calidad de Vida se refiere, que siempre son una visión occidentalizada de la realidad. Es decir, Nicaragua está muy distante de aparecer como un país primermundista, industrializado o desarrollado (conceptos occidentales para clasificar a los países según criterios macroeconómicos). Sin embargo, podemos decir que los niveles de desigualdad entre el 20% más rico y el 20% más pobre, no son desorbitantes. Dicho con otras palabras, sí hay desigualdad, pero no es abismal como en otros países. A pesar de todo esto, nos quedamos cortos ya no podemos detenernos en todos los aspectos que dicen si hay “calidad de vida” o no.

Nicaragua no es un país pobre solo porque sí. El origen de sus males es histórico y tiene que ver con la injerencia de potencias extranjeras, a saber: el imperio español (1502-1821) y la intervención norteamericana (1907-1990) y los débiles y corruptos gobiernos nacionales, entre otras causas. A pesar de todo ello, se van dando pasos.

No todo es un panorama sombrío o negativo. Las políticas implementadas por el gobierno sandinista van dando algunos resultados positivos. Es lo que vemos en el Informe del Fondo Monetario Internacional (FMI) del 2010[13]. El documento tiene por nombre “Informe de avance sobre el Plan Nacional de Desarrollo Humano hasta 2010”. En él se destacan algunos avances en: Salud (págs. 105-109), en acceso y calidad a la impartición de justicia (pág. 125), en descentralización (pág. 129), en manejo y conservación de aguas (págs. 135-136), en control de costas (pág. 137), en control de contaminación (pág. 138), en desarrollo de la Costa Caribe (143-145). Por citar algunos ejemplos.

Retomemos aquí, la investigación citada de la BBC-Mundo, en la que Nicaragua aparecía bien posicionada en cuanto a equidad de género. Los aspectos analizados son: salud, educación, economía y política. Sin embargo, pese a estos pequeños avances, “Nicaragua no sube en el Ranking de Desarrollo Humano” cita el diario La Prensa[14], de Nicaragua, refiriéndose al IDH de 2013. Pero entre líneas se puede ver que los avances son más que obvios, aunque la oposición no los quiera reconocer.

 Sacralidad de la vida

Para referirnos a este tema, hemos de tener en cuenta la dimensión espiritual del ser humano, pues desde esta perspectiva se habla del hombre como imago Dei, es decir, que es imagen de Dios. Particularmente los cristianos, ponen el énfasis en que la Dignidad de la persona viene del ser “imagen de Dios” (Gn 1, 26-27).

En lo que nos refiere a la bioética, hemos de considerar el valor que se le confiere a la vida humana en cuanto “sagrada”. Muchos tienen a bien aceptar que la vida humana tiene un valor fundamental y sacro desde la perspectiva creyente. Al admitir el valor de “sagrada” se acepta la inviolabilidad de la vida humana, es decir, su posición en contra de la pena de muerte y cualquier tipo de homicidio.

El Cardenal Joseph Ratzinger en el documento la sacralidad de la vida humana[15], va comentando la Evangelium Vitae, de Juan Pablo II, y se refiere en algún momento a la alianza de Dios con Noé. Esta alianza no es sólo con un pueblo, es una alianza con toda la humanidad. El interés fundamental de Dios es salvaguardar la vida del ser humano. La idea que está en el trasfondo del documento es el principio o mandamiento de “no matar”.

El mandamiento “No matarás” (Ex 20, 13) es válido porque la vida es sagrada, es un don de Dios. El ser humano, hecho a imagen y semejanza de Dios (Gn 1, 26) tiene el deber de salvaguardar la vida, propia y la de los demás.

En Nicaragua, no hay pena de muerte, cita el artículo 23 de la Constitución política. Sin embargo, no se dice que la vida sea “sagrada”, dado que se reconoce como un “estado que no tiene una religión oficial”[16], es decir, es un estado laico. Por tanto, no podríamos hablar como Ratzinger de “sacralidad de la vida”, pero de manera indirecta se trata de defender y respetar la vida humana.

A pesar de esto, que son documentos, en la vida cotidiana, es fácil constatar que una parte de población nicaragüense está de acuerdo con que “maten a los delincuentes”. Pero es una minoría, pues es más la gente que manifiesta compasión, incluso, por los delincuentes. Es más importante la vida de la gente que lo que se roban.

Buen vivir

El enfoque del buen vivir parte de la cosmovisión indígena-latinoamericana. Trata fundamentalmente de estar en armonía con el medio ambiente, con la madre naturaleza. Podríamos decir que este enfoque está más centrado en la ecología que en la antropología. También se le da el nombre indígena de Sumak kawsay. Podemos decir que este enfoque, a diferencia del desarrollo humano o calidad de vida, hace más énfasis en el buen vivir, en equilibrio con la naturaleza. Podríamos decir que se trata de un enfoque ecologista.

Varios gobiernos asociados al llamado “socialismo del siglo XXI” lo están integrando en sus propuestas de gobierno, como es el caso del gobierno de Ecuador[17] y lo llama “Socialismo del buen vivir”.

En Nicaragua, vemos como este concepto se ha ido adaptando de diversos modos pero manteniendo el trasfondo ideológico. Es bastante común encontrarse con propuestas y campañas del gobierno invitando a “Vivir, limpio, vivir sano, vivir, bonito, vivir bien”. Incluso se ha expuesto la campaña del gobierno ante la ONU[18]. Es fácil constatar que al menos en teoría, esta postura es contraria a lo que conocemos como el “Desarrollo Humano” que hace énfasis en Vivir mejor (confort, placer). Son las dicotomías entre Socialismo y Capitalismo, entre Buen vivir y el Vivir mejor.

Buen vivir significará vivir con dignidad a pesar de la pobreza que pueda acosar a nuestros pueblos. Nicaragua es uno de los países más pobres de América Latina, pero ello no impide que la población viva con alegría y sienta algún grado de bienestar. Sin embargo, siempre existen quienes ven todo negativo. Únicamente quienes han salido del país pueden tener una visión más global, comparativa y real de lo bien que se vive en Nicaragua, y eso no es necesariamente en riqueza.

Me atrevo a afirmar, que el Buen Vivir es una realidad en Nicaragua, aunque esté lejos del ideal de Desarrollo Humano que propone la ONU.  Sin embargo, una cosa es el sentir del vivir bien, o la percepción, y otra la realidad que manifiestan las estadísticas concretas dentro y fuera del país. Que nos “sintamos bien” no significa que no “seamos pobres”. Ver el reporte del 01 noviembre de 2014 sobre la percepción de bienestar y felicidad de RT.

CONCLUSIÓN

La vida de los pobres

Para terminar esta descripción de los enfoques sobre la vida, hemos de hacer referencia a un imperativo que nos plantea la realidad. La situación de pobreza que sufren nuestros pueblos no se puede obviar. Es necesario atender esta situación de injusticia social e histórica. No es posible que se defiendan los derechos humanos de unos pocos ricos y burgueses, mientras las mayorías empobrecidas no pueden ni siquiera vivir con lo mínimo necesario. Como dijera Ignacio Ellacuría en un programa de televisión en los 80’s: “Nadie tiene derecho a lo superfluo mientras todos no tienen derecho a lo necesario” (Se puede ver algo de la entrevista en la web de la UCA[19]).

El aporte que hace la bioética latinoamericana es enriquecer la discusión sobre la vida partiendo de la realidad de miseria que viven nuestros pueblos. Tanto Diego Gracia[20] como Francisco León Correa[21] coinciden en este punto, sea por el tratamiento histórico de la vulnerabilidad y la pobreza en América Latina, sea por la cuestión de la vulnerabilidad actual de los pueblos latinoamericanos.

Para cerrar el tratamiento que sobre los enfoques acerca de la vida que he tratado de dar a Nicaragua, me gustaría terminar, sin querer caer en demagogia, recordando la campaña de Daniel Ortega del año 2006 en la que vitoreaba: ¡Arriba los pobres del mundo! Campaña muy criticada por cierto, pero que desde los enfoques latinoamericanos sobre bioética, podemos decir que no estaba lejos de la verdad. Es decir, si Nicaragua es uno de los países más pobres del continente americano, si más del 50% de la población estaba en 2005 por debajo del cinturón de la pobreza y mucha gente estaba en pobreza extrema, llamar la atención sobre los pobres y procurar campañas de redistribución de la riqueza son realmente laudables.

En lo personal, me parecen valiosas las iniciativas de “Hambre 0”, “Usura 0” y demás proyectos que también se han implementado en otros países de Latinoamérica, y han dado muy buenos resultados. El tema no se agota aquí. La vida sigue en peligro, en dependencia, pero poco a poco las cosas van cambiando en favor de los desfavorecidos.

__________________________________________________

Referencias citadas.

[1] Derechos humanos. Unidos por los derechos humanos. Ver en: http://www.humanrights.com/es_ES/what-are-human-rights/videos/right-to-life.html

[2] Constitución Política de la República de Nicaragua. Arto. 23. Managua, Febrero de 2007. Ver en línea en www.ineter.gob.ni/Constitucion%20Politica%20de%20Nicargua.pdf

[3] Revista Envío N°336. Marzo de 2010. Pág. 9

[4] Cfr. Revista Envío (336) Universidad Centroamericana, Managua. Aborto terapéutico. Marzo de 2010. Pág. 9. Para ver en línea visitar: http://www.envio.org.ni/articulo/4131

[5] Cfr. Apuntes de clase: Moral Especial I, Bioética. 01 de agosto de 2014

[6] BBC Mundo. Cuáles son los mejores países para ser mujer. 25 de octubre de 2013 http://www.bbc.co.uk/mundo/noticias/2013/10/131025_vj_grafico_disparidad_de_genero_100_mujeres

[7] Cfr. S. Choren. Calidad de Vida. En http://www.cricyt.edu.ar/enciclopedia/terminos/CaliVida.htm

[8] Cfr. UCA. Desarrollo Humano. Noviembre de 2012. Ver más en   blog.uca.edu.ni/ileana/files/2012/11/Desarrollo-Humano-IDH

[9] Informe de Desarrollo Humano. PNUD 2014. Resumen. http://www.undp.org/content/undp/es/home/librarypage/hdr/2014-human-development-report/

[10] El índice de Gini mide hasta qué punto la distribución del ingreso (o, en algunos casos, el gasto de consumo) entre individuos u hogares dentro de una economía se aleja de una distribución perfectamente equitativa. Ver tabla completa en http://datos.bancomundial.org/indicador/SI.POV.GINI

[11] Mientras más alejado del 1 más alejado se está del “ideal” de Desarrollo.

[12] Mientras más cerca del 1 menor es el grado de desigualdad entre ricos y pobres.

[13] Plan Nacional de Desarrollo Humano. De 2007-2010. Avances. Noviembre de 2011. Ver documento completo en www.imf.org/external/spanish/pubs/ft/scr/2011/cr11323s.pdf

[14] Diario La Prensa: Nicaragua sin avanceshttp://www.laprensa.com.ni/2013/05/08/economia/145693-nicaragua-sin-avances

[15] Card. Joseph Ratzinger. La sacralidad de la vida humana.

[16] Arto. 14 Constitución política de Nicaragua. Managua, 2007.

[17] http://www.buenvivir.gob.ec/

[18] http://www.radiolaprimerisima.com/noticias/140619/nicaragua-expone-en-la-onu-campana-del-buen-vivir

[19] http://www.uca.edu.sv/XXIIaniversario/play-video.php?texto=29

[20] https://raulmartin1985.wordpress.com/2014/09/10/el-contexto-historico-de-la-bioetica-hispanoamericana-recension-diego-gracia/

[21] https://raulmartin1985.wordpress.com/2014/09/03/importancia-de-la-bioetica-en-el-mundo-actual-ii-parte/

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Noticias y política, Reflexiones y etiquetada , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s