Un mundo y los varios modos de estar en él: El mundo que quiero

Terminado el mundial de fútbol, algunos ya empezaron a contar los días para las Eliminatorias, así como para el inicio de la Copa del Mundo en Rusia, dentro de 4 años. Pero…

Por otro lado, vemos un ataque desproporcionado (como si hubiese una guerra proporcionada…, pero bueno…), un ataque armado sobre población civil, que busca eliminar terroristas. Sí, esos terroristas que matan gente con bombas. Igual o peor hacen los que son Caza-terroristas, que invaden países, destruyen sociedades y culturas, y al final las cosas quedan peor (Afganistán, Irak, Libia, etc.).

En otro lado del mundo nos encontramos con un país que defiende la democracia pero que no puede refugiar a pequeños indocumentados porque simplemente, no se puede, no hay presupuesto para eso. Pero sí lo hay para tener bases militares en todas partes, buques de guerras con capacidad atómica, misiles “inteli-burros-asesinos”, presupuesto para espiar a los otros gobiernos y defender los derechos de sus ciudadanos en la Tierra, en Marte y en la Luna.

En otros rincones, vemos grupos de gente muy molestas con su selección nacional  de fútbol, simplemente porque no ganó el partido, o la Copa, o se dejó golear. Otros andan muy decepcionados por lo mismo. Los que amaban su camiseta y a su selección son ahora los peores enemigos de aquellos a quienes  “amaban”.

Los precios de los frijoles siguen altos, en Centroamérica. O los tiene el gobierno para darlos más barato luego (Nicaragua), o los tienen los empresarios para darlos más caros como siempre (El Salvador). Solo viendo alrededor tendremos una mejor percepción de la realidad. A veces por quedarnos viendo el ombligo (o nuestro paisito) no nos damos cuenta que nos afectan los mismos problemas.

Vemos que el socialismo no cede ante la fuerte presión de la oposición en Venezuela. Violencia, represión, más violencia, más represión. Pero nadie sede, no hay diálogo. Eso no llegará a nada bueno. De uno u otro lado buscan aniquilar y no integrar al otro.

Vivimos en un solo y único mundo.

El único planeta que puede sostener, y no sabemos por cuánto tiempo más, la vida humana.  Un mundo donde el hombre mata al hombre. Donde el hombre crea las mismas armas que le darán muerte. Donde se educa con los mismos valores (o antivalores) de los que más tarde se quejará o será víctima. Donde se crean las fronteras, los muros, los bordes para luego evitar que más gente quiera ingresar. Pero esa misma gente es la que le dará de comer.

Es un solo mundo y nos estamos auto-destruyendo. Sin mundo no hay hombres, ni mujeres, ni nada. Es un sólo mundo y nos lo hemos repartido y cada quién hace con su pedazo lo que le da la gana. Es un mundo dividido por colores políticos, por ideologías irracionales, por tradiciones absurdas, por contradicciones bobas. Es un mundo complicado en el que cuesta soñar.

Pero en este torcido mundo, espero que haya aún, gente con sueños, ilusiones, con ganas de vivir la vida y transformar el llanto en gozo. La soledad y el individualismo en fraternidad y solidaridad. Donde los valores sean morales y no económicos. Donde las estadísticas cuenten las cosas buenas que tenemos y no los llantos y sufrimientos que padecemos.

Sueño con un mundo en donde los políticos son servidores del pueblo, ganan poco y aman demasiado. Un mundo donde la oposición no es necesaria, sino que el mismo oficialismo es autocrítico y propositivo y abierto, como para corregir los errores de los pasos andados.

Espero un mundo en el que el deporte no solo sea una fiesta, sino un tiempo de encuentros y alegría, y sobre todo solidaridad con los que no juegan, no comen, no ríen, no sueñan. Donde los organismos internacionales no se enriquezcan con la alegría de la gente. Donde los economistas y productores no se enriquezcan con el hambre de los pobres. Donde los farmacéuticos y laboratorios no se enriquezcan con las enfermedades de los necesitados.

Espero que haya gente, con ganas de vivir y darlo todo para que todos gocen de una vida digna. Donde la solidaridad sea  más importante que la superfluidad y el interés propio y egoísta. Un mundo donde la unidad nos permita hacer las cosas nuevas.

Espero que haya gente que quiera marcar la diferencia. Y esa diferencia está en tus manos.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Noticias y política, Reflexiones y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s