El Papa Francisco y las banderas robadas (opinión y comentario)

Me encontré con un artículo más o menos interesante que consideré necesario comentar. Pues me parece que faltaban muchas cosas para llegar a buenas conclusiones.

El artículo es de la autoría de Andrés Mora Ramírez y  lo pueden encontrar aquí: El Papa Francisco y las banderas robadas.

Aquí el comentario (quería que fuera pequeño el comentario, pero ni modo). _______________________________________

Son 20 siglos de historia en que la Iglesia Católica (sobre todo la jerarquía) ha bailado según el imperio del momento. A muchos no les fue bien. Tampoco hoy, por mucha popularidad que tenga el Papa, la Iglesia no tendrá un 100% de aceptación. Considero que cuando habla de “banderas robadas” por el Comunismo, lo hace recordando que es mucho más vieja la Iglesia y la opción por los pobres que el Comunismo en cuanto tal (como lo conocemos hoy). Otra cosa es el Comunismo Primitivo del que hablaba C. Marx. Cabe recordar que es imposible sostener una institución a nivel Universal (en todo el mundo) sin dinero.

 Creo que muchos están viviendo del discurso en favor de  los pobres, sean cristianos, comunistas o sean lo que sean, están viviendo de “defender a los pobres”, pero comen bien, tienen salud, lujos y todas las “cosas buenas” del Capitalismo. Pero los pobres siguen siendo pobres.

 El caso de América Latina es particular, pues son países cristianos los que buscaron la liberación de las dictaduras mantenidas por los Estados Unidos (que son cristianos también, protestantes, pero cristianos).

A mi parecer, en Latinoamérica, se logra ver que ser cristiano no se pelea con ser comunista. Los cristianos (ya que se supone sean la mayoría en A.L.) lucharán contra los sistemas opresores, sean estos comunistas o no. Considero que el artículo deba revalorar la visión del hombre en cuanto a ser integral. Ya no se puede pedir un rostro para la fe y otro para la política. Ni separar gente para una cosa y otros para otra.

 La situación de los pobres no es la misma que hace veinte siglos. Además, las cuestiones evangélicas, más que buscar erradicar la pobreza, son una invitación a no ser amantes del Dinero, puesto que le quitaría el lugar a Dios, y eso es considerado idolatría. Las opciones cristianas primitivas contra la pobreza giran en torno a la solidaridad, sobre todo con las viudas y los huérfanos. Se dice que las comunidades (pequeñas comunidades) ponían todo en COMÚN. Es más, muchos movimientos evangélicos, incluso hasta los heréticos, veían en la Pobreza (ser pobres) el mejor modo de seguir a Cristo. Esto se dio hasta el siglo XV.  Aquí es oportuno distinguir que una cosa es la estructura jerárquica de la Iglesia y otra la vivencia de las comunidades y la inmensidad de cristianos que anónimamente quieren vivir los consejos evangélicos. La jerarquía y los templos son las cuestiones más visibles de la Iglesia, mas no las más representativas.

Es necesario recordar que la Iglesia tampoco ha sido amiga de unos u otros sistemas económico-políticos, sin asumir las consecuencias. Tanto los Comunistas como los Liberales-Capitalistas de cierto modo y en diferentes grados han visto en la Iglesia una seria amenaza.

 La visión diferente de interpretar la pobreza, sobre todo la miseria causada por las injusticias humanas, nos llega muy tardíamente. Y es aquí, en los albores de los siglos XVIII y XIX cuando se empiezan a usar análisis críticos de los sistemas económicos aplicados en las Repúblicas nacientes después de la abolición de las monarquías absolutas.

Fue en la época de Marx y Engels cuando la pobreza fue adquiriendo valores escalofriantes. Cuando los ricos fueron verdaderamente ricos y los pobres empezaron a estar en el fondo del abismo. Es en esta misma época que los gobiernos liberales en América Latina expropiaron a la Iglesia de sus posesiones. Surgen también, en esta época, movimientos católicos para contrarrestar la pobreza, marginación y miseria que vivía la mayoría de la población en Europa y América Latina.

 Si bien el tema de la pobreza no es nuevo en la Iglesia, su interpretación si ha variado a lo largo de los siglos. El Comunismo nace como respuesta a una problemática económica  y política de las mayorías. Ambos, Iglesia y Comunismo, comparten una tarea común. Son posturas que parten de la Realidad de la época del siglo XIX y que se agudizó en el siglo XX.

La pobreza del siglo XXI es peor que la pobreza de los tiempos de Jesús. Porque en tiempos de Jesús no había tanta tecnología y recursos para ayudar a los más necesitados como los tenemos ahora. Es irrisorio ver que en el siglo XXI en la era de la Globalización (Economía, Comunicación y Tecnología) hay tanta gente muriendo víctima del HAMBRE y la GUERRA.

 Mientras nos preocupamos de quien es el primero en “luchar por los pobres” y quién lo está haciendo mejor, los pobres no están leyendo esto y siguen pasando hambre. A diferencia de otros autores, creo que es más posible que haya conciliación entre el Comunismo y el Cristianismo, que entre el Cristianismo y el Capitalismo. El autor de este artículo que comentamos, se ha preocupado por las palabras del Papa, por la “riqueza” de la Iglesia. Pero lo que la Iglesia haga no se puede comparar con el DEBER DE LOS GOBIERNOS POR SU PUEBLO.

 Se ha declarado que LOS ESTADOS SON LAICOS, y luego queremos QUE LA IGLESIA ERRADIQUE LA POBREZA DEL MUNDO. Basura! Es como pedirle a alguien que declame un poema, cuando le hemos mandado a callar.

 Suponiendo que la Iglesia “vendiera todo lo que tiene” para “dar el dinero a los Pobres”… (Cosa que no se pelea con el Evangelio)… Pensemos:

¿Quién compraría la Basílica de San Pedro, o la Basílica de Guadalupe? Seguro que un rico.

¿Para qué lo utilizaría? para hacerse más rico.

¿A cuántos pobres podrá ayudar la Iglesia con ese dinero? a muy pocos. Pues LOS GOBIERNOS CAPITALISTAS Y COMUNISTAS GASTAN MÁS EN ARMAS Y GUERRA QUE EN JUSTICIA Y ALIMENTACIÓN.

 Por último, pues se trataba de un comentario, no de una cátedra: el Papa estaría invitando a la misma Iglesia a recuperar el valor evangélico de la solidaridad, y no promoviendo una problemática discursiva sobre el comunismo y la pobreza. Dejemos que la Iglesia con sus ideas y acciones haga lo que pueda por los pobres y que LOS GOBIERNOS COMUNISTAS HAGAN LO QUE DEBEN HACER POR LOS POBRES Y QUE LOS CAPITALISTAS DEJEN DE SEGUIR GENERANDO INJUSTICIA Y MISERIA EN EL MUNDO.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Noticias y política, Reflexiones y etiquetada , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s