Quise escribirte un poco de amor…

Quise dedicarte unas palabras sin sentido, 
para ver si te olvido. 
Quise regalarte una rosa, 
para ver si revivo. 

Tomé la pluma y simplemente escribí
lo que pasaba por mi mente y sentí, 
que no eran palabras, sino susurros
balbuceantes temblorosos puros. 

Guardé silencio, alcé la pluma, 
en blanco quedó mi mente, 
más que el papel, y sobre él retorcidas 
letras color miel, o quizá era mi piel.

Cuando escribía moría, si paraba moría.
Qué será de mí, si escribirte me mata, 
y amarte no puedo, pues si te amo me muero, 
te amaré en la tinta y moriré mientras espero.

Quise escribirte una carta, mas no podía escribir
y sentía las palabras en los dedos y
escribía, todo era confuso, torcido, de pasión sufría.
Perdió la razón aquel corazón partido. 

Quise escribirte un poema, mas no tenía razón
se me fue la idea, la vida, el amor. 
Simplemente me quedan la pluma, el tintero,
la silla, el papel y mi voz. 

Quise escribirte una línea, mas no tenía papel,
simplemente un trozo de corazón, que te ama en silencio 
y aguarda el momento de recuperar la razón. 

Pero tú te vas y yo me quedo, 
tú con mi corazón y yo sin razón
me quedo...

Recuerdo que un día te quise, 
y mientras te quise 
me puse a escribir, pero te fuiste.
Y yo me quedo simplemente con la pluma y el tintero, 
la silla, el papel y mi voz. 
Devuélveme el corazón, te ruego, 
o al menos devuélveme un poco de amor. 





Anuncios
Esta entrada fue publicada en Poesía y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s