Gastar el tiempo

Que te quito el tiempo -me dijo mi amiga-.
Mas no sabía que el tiempo así quitado es 
lo que daba sentido y no era gastado, sino invertido, 
el pasar el tiempo con los amigos. 

Ser amigos va más allá de la presencia,
pues se está presente en la memoria, a través del lente,
de la pantalla, del auricular, y simplemente,
donde hay un recuerdo amistoso, hay sentido por la vida.

Y yo dije: -cuando quieras quitarme el tiempo
ven y dale sentido a mi vida. 
Que más que triste quedaré agradecido,
por el tiempo que he perdido contigo-.

Y si el tiempo no es suficiente como para gastarlo, 
dame una sonrisa en la distancia para saber cómo estás, 
si ríes me daré cuenta de tu felicidad, 
si no lo haces de tu tristeza me he de enterar. 

Te conozco de antaño, cuando jóvenes soñábamos volar.
No puedes ocultar el llanto secando tus lágrimas, 
pues ya no veo tus ojos, sino tu alma que grita, 
tu alma que ríe, tu alma que llora. Ven, que sola ya no estás.

No dudes en llamarme, no dudes en venir. 
Que si alguien sale ganando, con esta pérdida de tiempo, 
soy yo. Tengo un tesoro de tiempo para darte, mas si no estás, 
me quedaré con todo el tiempo que pude haber compartido contigo.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Música, Poesía y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s