Para Repensar la Democracia

¡Democracia! ¡Democracia!… buscan todos en las calles, la buscan en las urnas y nos quedamos con los partidos políticos, “dizque” “Democráticos”… Tanto la “Derecha” como la “Izquierda” se autoproclaman democráticos. Pero, considero que debemos REPENSAR eso de la DEMOCRACIA.

A lo interno de los partidos políticos (en nuestros pequeños paisitos) dentro de nuestras mal llamadas democracias, hemos de reconocer que hay mucho trecho entre lo que se dice y se defiende con lo que se hace. Los partidos se han convertido en cualquier cosa, menos en democráticos. Pues en realidad no están representando ni el poder del pueblo, ni sus deseos ni responden a sus necesidades.

La mayoría de partidos políticos son dominados por sectores privilegiados (siempre los mismos, desde hace mucho tiempo). No existe una renovación periódica, ya no se preguntan por la realidad, ni siquiera si lo que está en el origen del partido en valedero para nuestros días. Es decir: si el partido nació en medio de la guerra civil y ya no hay guerra, hay que pensar en renovar el partido, no se pueden tener los mismos discursos por mucho tiempo, siendo que la realidad va cambiando.

Los dirigentes políticos de los partidos, llevan la administración de los mismos de modo dictatorial, contradiciendo de hecho todo el discurso democrático que dicen tener. Con ideologías que dejan mucho que desear, y con discursos más que erráticos, quieren mantener el “status quo” si les beneficia o hacer una “revolución” si les está yendo mal.

La polarización, tiempo para buscar el diálogo

En países donde se gana con el 50% más un voto es complicado creer que la oposición (o los que pierdan) se quedarán tranquilos con ese resultado. Las variables en ese caso son difíciles de despejar. Si ganan con más del 75% significaría el dominio de un solo partido (con una ideología “X”) sobre la política del país. Pero eso, no sucede ni en Los Estados Unidos. Si se quedan con el 50% están polarizados… ¿Cómo salir de este enredo?

La democracia no la construyen los partidos políticos, la hace el pueblo. El sistema “republicano”  y “democrático” con el que trabajamos tiene su origen en el modelo norteamericano (1777) y el aporte de la revolución francesa (1789). Son modelos que poco a poco se han intentado poner en práctica, pero esto, en realidad, cuenta con muy pocos años. Ya que por mucho tiempo nuestros países fueron gobernados dictatorialmente por regímenes militares.

Se supone que la representación del pueblo se da en la “asamblea legislativa” o “congreso de la república”. Pero sabemos, porque los hechos son claros,  los diputados tanto nacionales como departamentales, están ligados a los partidos políticos. Primero el partido, luego el pueblo. En ese caso, se supone que el partido representa a gran parte del pueblo, a saber.

Nos encontramos con la encrucijada de la representatividad. O el partido o el pueblo. El problema se profundiza cuando nos damos cuenta que los partidos políticos a lo largo de la historia han estado dirigidos por clases oligárquicas y aristocráticas. Y qué podríamos esperar, si quienes más promovieron la independencia norteamericana y la revolución francesa, no fueron necesariamente los pobres y la mayoría. Fueron los criollos ricos y los burgueses. Y eso no dista mucho de los partidos liberales de nuestros países.

En realidad, los pobres casi nunca han contado. Pues al ser analfabetas, pobres y no ser de “raza pura”, ni siquiera eran considerados “hombres” ni “ciudadanos”… y ¿qué decir de las mujeres?… la situación era peor. Pues bien, los partidos de “Derecha” en sus orígenes están del lado de los burgueses y nunca van a representar a los pobres.

Por otro lado, es en las teorías marxistas leninistas en donde se habla del “proletariado” como la clase opuesta a la burguesía y al capitalismo. De aquí que los partidos de izquierda traigan “de-suyo” aversión a la derecha, la burguesía y el capitalismo.

Repensar la democracia será para nosotros no solo una necesidad sino una prioridad.

Necesitamos mejorar nuestros sistemas de representación política en las Asambleas Nacionales o Congresos. Se necesita tener leyes (Constituciones) que garanticen la justicia, la igualdad y el bienestar para todos, y no únicamente el confort de la clase “pudiente”. Necesitaríamos una sociedad sin clases sociales, es decir sin ricos ni pobres, o por lo menos, que la diferencia entre ambos sea mínima (ver Coeficiente GINI del Banco Mundial).

El problema mayor es que ya nos acostumbramos a un sistema económico, el capitalista, y a un estilo de vida, el del Confort. Y no será fácil renunciar a “mis derechos” por hacer que los “sin derechos” tangan algo que comer y con qué vestirse. Repensar la Democracia será también, repensar nuestras ideas de desarrollo y sostenibilidad. Repensar nuestros valores en favor de la ecología.

Repensar la Democracia será vencer los partidarismos nocivos, y hacer patria con el diálogo. Un diálogo honesto y abierto. Que busque la conciliación y el bien común. Difícilmente los antagonismos nos llevarán a algún lado, es decir, a algún lado bueno, porque el malo ya lo conocemos, y todavía nos duele.

Repensar la democracia es pensar del lado de quién quiero estar: si del que pasa hambre, sed, frío, soledad, enfermedad y hacer algo por que esa situación cambie, sobre todo si yo (y mi partido) somos culpables de eso. O me conformaré con llevar una vida “light” y protestar cuando no puedo ver los partidos de La liga, no puedo comer Hamburguesas McD, porque no puedo ir al spa… etc.

Se tratará entonces de solidaridad y sensibilidad frente al egoísmo y la  insensibilidad. Repensar la Democracia requiere de un cambio de mentalidad, de purificar ideologías y vencer egoísmos y soberbias que nos vuelven inhumanos.

¿Podemos dialogar?

Claro, mientras nos tratemos como humanos.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Noticias y política, Reflexiones y etiquetada , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s