ARENA firma acta de defunción del “Capitalismo Salvaje”

No faltaba más, luego de autoproclamarse ganador de la segunda vuelta electoral, el señor Quijano prácticamente amenaza al país con un golpe de estado al afirmar que “Las fuerzas armadas” están siguiendo de cerca el proceso electoral. Además, en más de una ocasión acusó de fraudulento el proceso y culpabilizó al TSE (Tribunal Supremo Electoral) de fraude y complicidad con el partido oficialista, FMLN.

A excepción de ANEP (la Asociación de la Empresa Privada en El Salvador), nadie más le hizo caso. Ni la ONU ni los demás entes observadores del proceso. Pero afirmó, que sus bases están en “pie de guerra”, incluso, en algún momento quiso pedir la nulidad del proceso electoral.

Las últimas semanas de campaña el partido ARENA usó la crisis que atraviesa la República de Venezuela, afirmando que “El Salvador no será otra Venezuela”. Gritó además, consignas contra el chavismo y advirtieron que el “Socialismo del siglo XXI” es el peor de los males para la democracia. Pero, por si fuera poco, ante esta falta de ética, hay que añadir que estaba incitando a la violencia y a la provocación a las fuerzas de la policía. Salieron a las calles los que normalmente se ven en los centros comerciales de lujo. Claro, con sus lentes para el sol y ropas de marca.

Sabemos de sobra que el “Capitalismo Salvaje” más que un modo de gobernar, es sobre todo un sistema económico dominado por un pequeño grupo al que se les llama: oligarcas. Éstos, además de tener el poder adquisitivo, tienen el poder político (o eso es lo que quieren) y lo van heredando de generación en generación, por eso se les llama aristocracia.

Es interesante ver cómo los partidos o las posiciones autollamadas de “Derecha” están saliendo a las calles reclamando “derechos” al estilo de las organizaciones de “Izquierda”. Pero eso no es nuevo. Recordemos que han existido muchos tipos de  revoluciones: desde la Industrial y la Científica, hasta la  Liberal, la Burguesa, la Soviética… El punto está en que el tipo de protesta no define “Derechas”  ni “Izquierdas”, lo que se propone es un cambio de la situación actual.

Aquí, hemos de evaluar si la gente que protesta es en realidad, no sólo la mayoría, sino que además defiende los intereses y derechos de una mayoría superior y no solamente los derechos de unos pocos (ricos, oligarcas, aristócratas… etc.). Por ejemplo: los movimientos de Izquierda afirman estar defendiendo los derechos del pueblo frente a la opresión de los gobiernos de Derecha. Pero, los movimientos protestantes de Derecha protestan cuando sus intereses (de consumismo, de propiedad, de enriquecimiento y vida con confort) se ven afectados. Ahí  se mueven dos cosas distintas.

Lo que el partido ARENA en El Salvador está haciendo es firmar el acta de defunción del sistema económico conocido como “Capitalismo” (y le añadimos salvaje, porque así es). Es el acta de defunción porque desde hace tiempo que ya no está respondiendo a la realidad y hay otros modos de gobernar y llevar la economía de los pueblos. Dado que economía y política no se pueden separar, las acciones políticas ligadas a los partidos de derecha (que han venido a menos) nos dicen que esto ya no es soportable ni sostenible,  y hay que buscar alternativas.

Otros artículos de este blog ayudarían a aclarar el tema:

La agonía del Capitalismo Salvaje 2009;

Después de la muerte del Capitalismo Salvaje 2012;

El hedor del Capitalismo Salvaje 2013.

No puedo negar que estos escritos están totalmente parcializados y haciendo una inclinación obvia hacia la “Izquierda” y el “Socialismo del Siglo XXI” si es que eso existe, pues creo que se va configurando. Me parece que ya no es posible seguir discutiendo que si Izquierda que si Derecha. Me atrevo a apostar por proyectos de nación que echen fuera los nocivos egoísmos de pequeños grupos económicos. Pero esto ya es problemático, pues desde que nacemos vivimos en competencia, buscado saciar nuestras propias necesidades. Aprendemos a ser egoístas, competitivos, narcisistas, consumistas. Dar de lo mío al que no tiene, eso es un reto y casi misión imposible. Por lo menos en el sistema capitalista.

Para cambiar los sistemas económicos y políticos hay que empezar por cambiar las mentes y el corazón. El DECRECIMIENTO es una opción. Con la idea de prosperidad, desarrollo y crecimiento, estamos echando a perder nuestro mundo y nuestras relaciones sociales.

Tanto en Venezuela, El Salvador, Nicaragua donde se evidencian más las polarizaciones, podemos trabajar por incluir y dialogar. Escuchando más que gritando, compartiendo más que comprando, dando más que exigiendo. Los hijos de una misma patria no pueden ser enemigos. El enemigo es el hambre, la ignorancia, la violencia. Dejemos atrás ese Capitalismo Salvaje (Made in USA) y hagamos algo propio.

El problema no es el comunismo en sí, pues Cuba con todas sus limitaciones (y el bloqueo) tiene mejores índices de vida que en muchos de nuestros países. Tampoco lo es el socialismo.  Pensemos en Rusia y China, son potencias económicas mundiales. En Europa, la mayoría de países tienen grandes políticas sociales y son países industrializados o capitalistas. O sea, es posible conciliar sistemas económicos integrales, sin dejar fuera a nadie.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Noticias y política, Reflexiones y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a ARENA firma acta de defunción del “Capitalismo Salvaje”

  1. Pingback: La corona del capitalismo: ¿un adiós o un caballo de Troya? | ¿Quién soy yo?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s