Una verdadera izquierda para una verdadera democracia.

Durante mucho tiempo se ha venido vendiendo la idea de que los “Partidos Democráticos” son los partidos de derecha, dejando fuera a todos los partidos que se auto llaman de izquierda o revolucionarios. Pero eso hay que recordar  que en el origen de la “Democracia”, como la conocemos hoy, surge en respuesta al gobierno que ejercían los monarcas o reyes.  Específicamente después de la Revolución Francesa. En la Asamblea Constituyente se proponía que el Rey mantuviese algún tipo de injerencia en la política de la República francesa naciente. Los que estaban a favor de la propuesta se colocaron a la derecha del rey y los que estaban en contra a la Izquierda (o eso es lo que he oído). -Cualquier duda pregunte a Google o Wikipedia- que no es lo que me interesa ahora.

Pasaron los años y saltando al continente Americano, y en Centroamérica, para ir concretizado, posterior a la firma del Acta de Independencia 1821, surgieron los que estaban en Contra de cualquier injerencia de los reyes de España y los que consideraban que eran libres pero en el sentido de asociados. Son los partidos Liberales y Conservadores.

Entonces tenemos tres posturas fundamentales en la forma de gobierno democrático-parlamentario. La Derecha, el Centro y la Izquierda. Según lo visto en nuestra historia, los partidos de derecha se inclinan más por el libre mercado, el capitalismo y la oligarquía. Los conservadores o partidos del centro, intentan “conservar” el estatus quo, que sigan las cosas como están. La Izquierda, promueven cambios estructurales, se inclinan más por la Revolución (con o sin armas) y en sus ideales están el bien común y una sociedad sin clases (ni ricos ni pobres).

Volviendo a la idea primera, se nos ha hecho creer que la verdadera democracia se hace SIN LOS PARTIDOS DE IZQUIERDA, porque éstos “no son democráticos”. Y muchos creemos esto. Además, muchos cuestionan el bipartidismo y no caemos en la cuenta de las graves contradicciones que esto trae.

Por ejemplo: la Madre Democracia en América es “La Gringa”, porque allá no hay izquierdas. Demócratas y Republicanos son como los Liberales y Conservadores de Latinoamérica. Pero eso es bipartidismo. Son dos partidos y nada más. Claro, pero si eso ocurre en Nicaragua con los sandinistas y los liberales eso es malo… De igual modo, se criticó que en Venezuela (que casi están 50/50) las elecciones sean tan cerradas y casi empatadas… Uy, “VENEZUELA ESTÁ DIVIDIDA”. No es acaso lo mismo que sucede en los USA, peor aún, el presidente es electo no por votos directos… sino por votos según los Estados.

En Honduras ha surgido un movimiento llamado de Izquierda y tiene atemorizados a todos los “demócratas”. Muchos de ellos pertenecían al partido liberal (derecha). En El Salvador se va asentando poco a poco el partido de “izquierda” y ARENA con gran miedo ante la inminente derrota se alegra porque ha detenido “El Socialismo del Siglo XXI”.

En América Latina es difícil clasificar a los partidos entre Derecha, Centro e Izquierda, incluso hablan de centro izquierda, centro derecha, ultra derecha y ultra izquierda… pero ese es otro tema.

El problema para nuestras democracias no es si en el país hay partidos de izquierdas o no. El problema es que los partidos no están siendo representativos de las bases, o sea no son democráticos (DEMO: PUEBLO, CRATOS:PODER). El problema de la democracia es que se ha gobernado para unos pocos, a saber: Ricos y Empresarios, terratenientes y poderosos. Desde hace mucho los partidos de derecha dejaron de ser democráticos y pasaron a la demagogia, a la tiranía, al totalitarismo y al absolutismo… Frente a esas aberraciones en los modos de gobernar, surgieron los movimientos guerrilleros o subversivos, rebeldes o anarquistas. No importa cómo se les llame.

Si queremos defender la democracia hemos de cuidar sobre todo los momentos y lugares en que el pueblo demuestra su poder, y es en las elecciones. Que el pueblo elija a sus representantes y gobernantes y éstos hagan el trabajo que les toca con responsabilidad y transparencia.

No es cierto que las izquierdas anulen la democracia, es más, sin izquierdas esas democracias carecerán de crítica y crecimiento. De igual modo, la izquierda necesita un contrapeso, una oposición seria y responsable. Pero por qué pelear en “que si izquierda o que si derecha”. Lo que hace falta a nuestros países son PROYECTOS DE NACIÓN, donde se atiendan las necesidades y los derechos de TODOS, empezando por los más débiles.

Eso es lo que han tratado de hacer algunos gobiernos de “izquierda”, solidarizarse con los más pobres, y los resultados se ven con claridad. Si un gobierno ayuda a los pobres es bueno, y si los pobres son más del 70% de la población, no hace asistencialismo, hace justicia y gobierna para las mayorías. Yo no creo en esos “beneficios en cascada” en el que te dicen: ayuda aun empresario a crecer y con su crecimiento crecerán sus empleados… es la peor farsa que nos han querido vender.

Una gran limitante que veo tanto en partidos de derecha y de izquierda es la FALTA DE IDEOLOGÍAS. Ya no se saben qué son ni qué quieren, ni cómo lo quieren. Ya no bastan los antagonismos entre Capitalismo y Socialismo, hay que ir haciendo síntesis y aprender de los graves errores que se cometieron en la historia. Errores que han tenido postergados a nuestros pueblos en la pobreza. Si un favor queremos hacer al mundo, no es echando por tierra el trabajo del “Socialismo del Siglo XXI” ni el trabajo de las Macroeconomías. Hemos de hacer un esfuerzo de síntesis y ver qué cosas ayudan más al pueblo y tomar las decisiones necesarias para transformar la realidad de empobrecimiento, abandono, exclusión y violencia que viven nuestros pueblos.

La democracia se vivirá con la verdadera participación del pueblo en las decisiones importantes. Democracia es más que ir a votar, es opinar, escuchar, responder y corresponsabilizarse del destino de nuestro pueblo. La democracia griega se concretaba en el Senado. Escuchando las opiniones de todos y votando por el bien común. La democracia no la hacen los partidos, la hace el pueblo. Quien más represente al pueblo y defienda sus intereses es en realidad el que de verdad HACE DEMOCRACIA.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Noticias y política, Reflexiones y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s