El colibrí del olvido

 

Esta es la breve historia de un colibrí pequeñito, que de flor en flor volaba, saboreando los sabores, confundido en olores y colores, se camuflaba de margarita, de rosa, de jazmín. De jardín en jardín fue paseando de un lado a otro, y cuando la noche le alcanzaba, en cualquier ramita solo se quedaba.

Resulta que ese colibrí de una flor se enamoró, y no podía olvidarla. Pero su vida no era de una flor, era de volar y volar, de flor en flor, de jardín en jardín y de lugar en lugar. Pronto olvidó aquella flor fresca y radiante y se encontró ahora con un nuevo amor. Piqueteó los pistilos, probó el néctar, el polen, el olor, el sabor. Degustó profundamente aquella flor, o eso le pareció. Pero, volvió el colibrí de pequeños ojos y grandes sueños a su vida, de flor en flor, de jardín en jardín y de lugar en lugar.

Y al fin se hizo viejo el colibrí, supo de golpe que ya no era el mismo. El aletear era fatigoso, no había construido un nido, ya no fue de flor en flor ni de jardín en jardín. Sólo se quedaba recordando aquel vigor de antaño cuando conquistó cada flor que a su paso se encontró. De ellas saboreó el dulce néctar, la suave fragancia y la frágil textura. Ya viejo se dio cuenta, que cuando su delgado piquillo ponía las flores poco a poco morían. Y en el confuso amorío de las flores con el colibrí, ellas quedaban marchitas y él, simplemente hacía lo que sabía hacer….

Ya no volverá el colibrí gigante a andar de flor en flor, ni de jardín en jardín, ni de lugar en lugar. Ahora estará solo. Recordará que jugó en los jardines, coqueteó a la luz y a la sombra, soñará que le aman como antaño lo hicieron las inocentes flores del campo. Ya no robará polen, ni néctar, ni miel, ni olor, ni sabor… ya no robará ni volará. Porque ha comprendido muy tarde que para vivir la vida es mejor el dar, que quitar. Y que amar no es un juego como volar de flor en flor. Y se quedó solo y triste el colibrí por que se olvidó de amar (porque amar es dar-se).

El colibrí

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Música, Poesía, Reflexiones y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s