Sedúceme, abrázame y bésame

Bésame como antes,
con tus labios sedientos
y tus ojos cerrados.
Con fuerza y mordisco
con ternura y dulzura.

Bésame, que me muero
de sed, dame del manantial
que brota de tu boca.

Déjame sin aliento y llévame
a aquel lugar celeste y secreto
donde los amantes se unen
en beso profundo e inefable.

Toma mi mano y entrelaza
tus dedos entre los míos
y aprieta tu pecho contra el mío.

Déjame sentir tu corazón,
déjame respirar tu aliento.
Deja que se fundan nuestros cuerpos
en el abrazo sincero y seguro.

Abrázame hoy que estás conmigo
y no hay nada que nos separe
porque mañana me iré o te irás
y nuevamente estaré solo.

Sedúceme dulcemente
con tu mirada profunda
llévame de tu mano
a lo escondido del alma.

Enséñame el amor ardiente
que en tu pecho arde
y abrázame fuertemente
antes que sea tarde.

Dame la vida y el sentido,
dame el silencio y el suspiro,
dame tu amor convertido
en cuerpo y sangre conmigo.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Música, Poesía y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s