Me quedaré desnudo

He tomado la decisión de quitar de mi todo aquello que me estorba y no me deja libre. Quisiera ser libre como el viento y transparente como el agua. Quisiera no llevar cargas de oscuros miedos y temibles arrogancias. Quisiera saber quién soy después de haberme desnudado y saber si después de eso me seguirás queriendo.

Me quitaré las falsas ideas que de mi mismo he inventado. No soy el sabio, ni el héroe, ni el fuerte, no soy el valiente y poderoso que quisiera. No derroto a criminales ni descubro las más sofisticadas evidencias por más que las tenga en frente. No veo a través de las paredes, no adivino pensamientos, no vuelo, no trepo. Ni siquiera sabría si soy como el común de mortales.

Me quitaré los complejos de inferioridad o de superioridad. Cuando piense en mi ya no pensaré en lo bajo que son “los otros” o en que quisiera ser tan “alto como los otros”. Quiero contemplarme tal cual soy, sin ningún tipo de añadido. Ni más, ni menos. Quisiera saber cuál es la justa medida de mí mismo y estar contento con ello.

Arrojaré de mi lado las arrogancias y las soberbias, caminaré descalzo, con una sonrisa en el rostro y con una postura agradecida y sencilla, para encontrarme con todos los que pasan a mi lado. Me quitaré del centro, del protagonismo, del frente, de arriba y disfrutaré de la vida como lo hace la mayoría: sin llamar la atención.

Yo creía conocerme, creía saber quien era hasta que me encontré contigo. Me quedaré desnudo y sabrás que la mucha ropa no oculta mi miseria. Que los atuendos y accesorios no pueden cambiar mi esencia.Estoy desnudo, sin nada, sin complejos y sin pena. Estoy desnudo y ya no queda nada que ver, pues todo ha quedado de manifiesto.

¿Me querrás así? sin nada. Simplemente con la mismidad de la nada y la pobreza de quien busca sentido. ¿Me amarás a pesar de no saber amar? Ya no tengo nada que ofrecer, ni mis ropas, ni mis cualidades, ni mis defectos… solo quedo yo…

Me quedaré desnudo y quizá aprenda a ser libre,

Aprenderé a ser libre y quizá aprenda a amar.

Correré el riesgo de amar  y quizá valga la pena vivir.

Viviré y quizá descubra qué tan cerca estuve de la felicidad.

Lucharé por ser feliz y quizá otros se atrevan a serlo.

Seré yo mismo, o quizá ya no lo sea,

pero seguiré buscando donde se encuentra la verdad y la mía.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Música, Poesía, Reflexiones y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s