Guerras tontas (o tontos en guerra)

Día de gloria y esplendor
cuando el ejército glorioso
daba muestras de poder.

Sacó sus carros, sus cohetes,
disparó sus salvas y cubrieron
de un inaudible ruido los aviones
aquella plaza de Marte.

Trueno, rayo, metralla
rompieron el silencio de la paz.
Estalló la guerra y pelearon
a muerte los ridículos hombres
vestidos de verde olivo.

Y fue el olivo de la guerra
el que mató el blanco de la paz.
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Música, Noticias y política, Poesía y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s