Guerra y paz

Suenan las trompetas de guerra,
suenan las gargantas de las madres,
vuelve y amenaza a la tierra
el dolor desgarrador del combate.

Como si fuese un juego de ajedrez se anuncia
e impávidos quedan los oyentes,
vuelve la guerra el profeta denuncia,
y los guerreros lavan sus mentes. 

No me acostumbro al olor de los muertos
ni deseo para el enemigo el destierro.
Quiero para todos paz y el pan nuestro
y espero con alegría el amanecer venidero. 

No más guerra grita el soldado,
no más muertos claman las madres.
No más futuro incierto dicen los niños
no más egoísmo ni dolor ni llanto para los padres. 

Cercamos y acorralamos,
mentimos y amenazamos,
acosamos, perseguimos
al final... no quisimos. 

Los dueños del mundo se asustan
cuando los niños agredidos agreden.
Los dueños del mundo temen 
cuando lo que crearon se les vuelve. 

Insuficiente son las palabras
cuando no hay más diálogo que el belicista.
Insuficiente son las palabras
cuanto pensar distinto se prohíbe. 

¿Quién nos dará la paz que esperamos?
¿Quién nos dará la seguridad que anhelamos?
Si únicamente hemos creado:
el misil, el rifle, la bomba, la bala... 

Que nadie se atreva a dar el primer paso
pues el último sabemos cómo será:
sobre los cadáveres se levantarán las banderas 
y entre los llantos firmaremos la paz.
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Noticias y política y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s