Por el derecho de soñar

En un mundo lleno de racionalismo, de realismo y realidades fragmentadas, lleno de medias verdades (medias mentiras), lleno de globalización y alta definición quisiera poder expresar y reclamar el derecho a soñar.

Los tiempos que vivimos no parecen ser los más fáciles, sobre todo cuando abunda la desinformación y la indiferencia, todo apunta a lo negativo, tanto pesimismo me marea. En todo se ve negativismo: la política, la economía, la religión, la cultura, la Internet… pero quisiera dedicar una líneas para exigir mi derecho a soñar.

No quiero hacer una apología de partidos políticos o gobiernos, simplemente quisiera reconocer que si bien no estamos en el paraíso, ciertamente y por lo menos, los gobiernos que se han inclinado un poco a atender las necesidades de las clases empobrecidas y desposeídas, por lo menos han hecho eso, cosa que otros ni en sueños.

Se habla mucho de populismo, de uso de los recursos del estado para hacer campañas dando cosas (zinc, tierras, comidas… etc.), otros hablan de demagogia, despotismo y un montón de cosas que no se entienden pero suenan feo. ¿A dónde quiero llegar? Simplemente a recordar que durante mucho tiempo los gobiernos de “derecha” inclinados al “Libre Mercado” y al Capitalismo dominaron nuestras tierras como si fuesen de su propiedad. Cabe recordar que muchas (por no decir todas) las dictaduras entre los años 30’s y los 80’s eran de derecha y apoyados por Los Estados Unidos de América (deberían llamarse “Algunos Estados Unidos de Norteamérica”) y  el Tío Sam se hacía de la vista gorda.

Cuando Latinoamérica empezó a tomar conciencia de lo que era capaz de hacer (Recordemos Cuba 1959 y Nicaragua 1979), de soñar y de luchar las cosas empezaron a cambiar. Vientos de cambios soplaron de Oriente a Occidente, de Sur a Norte… Algo nuevo nos venía. Se calentaba un poco la Guerra Fría (1989), surge un pensamiento Crítico frente al Neoliberalismo en las montañas del sur de México (EZLN 1994). Se auguraba no solo el fin de la Guerra Fría, sino la agonía del Capitalismo Salvaje… agonía que se ha extendido casi dos décadas.

El siglo XXI irrumpe con la “Guerra al Terrorismo” y la “búsqueda de Armas de Destrucción Masiva”, que por cierto son invisibles… pero en el Sur de América se venía fraguando algo que esperamos se extienda, el tiempo suficiente, para devolver a las clases postergadas el lugar que desde antaño les ha sido quitado.

El “Socialismo del siglo XXI” con todas las imperfecciones que pudiese tener, ahora sobre todo sin la presencia carismática de Hugo Chávez, ha traído esperanzas (con lo que nos hacen falta) a millones de personas no sólo en Latinoamérica, sino en todo el mundo. Otro Orden Mundial es posible, eso me gusta soñar. Tal vez no tenga dicho socialismo todo lo que se necesita pero algo es algo, sobre todo cuando por muchos años de libre mercado los únicos beneficiados eran de las clases poderosas, oligarcas y demás…

Espero un día despertar del sueño y encontrarme con un mundo más justo y fraterno. Donde todos vivamos en paz.

Anuncios
Minientrada | Esta entrada fue publicada en Noticias y política, Reflexiones. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s