Morir en tus brazos

Desde que tengo memoria me he sabido
por ti muy amado y de singular manera.
Con el amor más puro y  jamás conocido,
Amor de verdad y de primera.

De tus pechos recibí delicias:
abundante blancura y sabroso alimento.
Tu sonrisa fue para mi
la más hermosa figura y mi contento. 

Mi agitado corazón junto al tuyo descansaba,
mis llantos distinguías de lejos,
mi frío con tu cuerpo calmabas
y con su susurro el sueño recobraba. 

De los amores que el hombre puede conocer, 
de los labios, y ojos, y pechos, y vientres,
siempre habrá un extraordinario ser
que nunca el buen amante habrá de olvidar. 

Contigo descubrí la vida.
De ti recibí verdadero amor.
Por mi has dado tu vida
y para pagar no tengo,  sino, amor. 

Cuando el último de mis días se acercara
y la muerte a mi la cuenta pidiera,
le pediría un último favor a la vida
de que en la muerte como al principio me encontrara. 

De todos los lugares para morir pediría
el lugar más seguro y  caprichoso,
si fuese posible, madre mía,
morir en tus brazos amorosos.
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Noticias y política y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Morir en tus brazos

  1. Juan dijo:

    Muy bonito….bendiciones Junior….

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s