No quieren al Papa en Madrid

Que no quieren gastar sus impuestos en la visita del Jefe del estado de El Vaticano (o sea, como el Presidente de cualquier país).  Y eso que estamos en la segunda década del siglo XXI.

Quieren limitar la libertad de expresión en su aspecto de fe y cosmovisión; creen que el ser “laico” es ser ateo (y delito el que no) pasando a lo irracional de la cultura posmoderna…

Pues bien, está bien que sienta rechazo por aquello que les trae malos recuerdos, de los ejemplos claros de lo peor del catolicismo. Pero no se les olvide que podemos negar los vínculos con lo metafísico y vivir ateamente como si Dios no existiese… pero no pueden negar la más simple verdad: somos seres humanos y tenemos ciertos derechos  (naturales y creados también), pero más allá de los derechos está en la esencia del ser humano. Querer negar la dimensión espiritual del hombre es como querer negar la infinitud del Universo. Si bien no me agrada el sol, no puedo negar por ello que existe, mucho menos que lo necesito.

Los artículos 18, 19 y 20.1 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos nos hablan de la “libertad de pensamiento, de conciencia y de religión… así como la libertad de manifestar su religión o creencia, individual y colectivamente, tanto en público como en privado…” También que todo “individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión…” Por último, “toda persona tiene derecho a la libertad de reunión y  asociación pacíficas”. No querer la reunión de la JMJ en Madrid va contra estos derechos. De igual modo, las reuniones como expresión de la fe no se pueden restringir en cuanto que sean pacíficas. La expresión de las opiniones de algunos madrileños parecen contradecir la Carta Magna. Además que usan una “excusa” o términos poco claros para decir otra cosa.

Creo que más que no querer la presencia del Papa, lo que no quieren es aceptar que todavía hay gente creyente y que esta gente cree y espera activamente en un futuro mejor. El Papa viene a ser como una excusa para renegar de los valores humanos-espirituales que poseen muchos hombres y mujeres de buena voluntad. No creo que sean malos, ni “pecadores”, ni mucho menos, pero creo que los argumentos más o menos presentados no están a la altura de lo que quieren, y más aún, no están acordes a la persona a la que están rechazando.

Son posturas de cierto modo ridículas. Pues si no quieren gastar en una actividad que expresa las ansias más profundas del ser humano por lo trascendente, que vayan y hagan algo contra el hambre en Etiopía y en Somalia, que paguen la deuda externa de los países más pobres, que detengan el calentamiento global, la contaminación de la capa de ozono, que dejen de asesinar a más de 120,000 niños no nacidos cada año, que dejen de defender a toros y a gallos para defender la vida de los seres humanos más indefensos y más inocentes…

Si no quieren gastar el dinero de sus impuestos en cuestiones de fe y valores que ahorren lo suficiente para enfrentar la crisis  que aquellos vacíos de lo Absoluto y Trascendente hay en los corazones humanos en la Hispania, la gloriosa España Católica.

Ahora el problema parece que es Dios y sus ministros, pero cuando no haya fe en el mundo y no tenga sentido la vida, seguro querrán tener dinero para comprar paz y felicidad verdadera… pero solo lo podrán hacer con fe.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Noticias y política y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s