Universalidad y Particularidad

Un indicador de que estamos en el siglo XXI son las diferentes posturas que defienden lo particular, las pequeñas culturas. Se resaltan las diferencias y se busca declarar derechos para las minorías, cosa que no me parece nada mal, pero, por buscar lo particularísimo nos olvidamos de lo universal.

Me refiero a la pequeña cuestión de los “Derechos Humanos”. En concreto con el artículo número dos: “Toda persona tiene todos los derechos y libertades proclamados en esta Declaración, sin distinción alguna de raza, color, sexo, idioma, religión, opinión política o de cualquier otra índole, origen nacional o social, posición económica, nacimiento o cualquier otra condición. Además, no se hará distinción alguna fundada en la condición política, jurídica o internacional del país o territorio de cuya jurisdicción dependa una persona, tanto si se trata de un país independiente, como de un territorio bajo administración fiduciaria, no autónomo o sometido a cualquier otra limitación de soberanía”. Declaración Universal de los Derechos Humanos.

Lo que quiero hacer ver es que si insistimos mucho en la diferencia, caemos en la negación de lo universal. Por ejemplo: los derechos de las mujeres, de los indígenas, de los negros, de los latinos, de los “gringos”… esto, de alguna u otra forma quiere decir que tanto las mujeres, los indígenas, los negros, los latinos y los gringos son otro tipo de seres humanos. Otro tipo de hombres. Si la declaración nos habla de que toda persona goza de estos derechos sin distinción de ningún tipo, entonces, lo que debemos buscar no son nuevos derechos particulares, sino hacer que aquellos derechos Universales se cumplan sin más.

Solo para ejemplificar esta problemática, quisiera recordar algunos hechos graciosos que me han pasado: ¿y  por qué? detalles de la cultura o particularidades que las leyes no saben aclarar.

Primero: paso después de la escuela a hacer un mandado al súper mercado. Llevo una mochila (si se le puede llamar así a lo que uso). Pienso, ¡ah, debo de dejar mi mochila en la sección de bolsas! Pero me doy cuenta de que muchas mujeres andan por en el súper con grandes carteras (casi bolsos) y si problemas, dije entonces: ¡no hay falla! y seguí. Fueron pocos los segundos que caminé cuando un guardia de seguridad (algo desnutrido parecía) se me acerca por detrás y me dice: -Tiene que dejar su bolsa allá afuera-. Y le pregunto: -¿y todas esas mujeres, por qué andan con sus bolsos? a lo que él me contestó: -es que como son mujeres, llevan sus pinturas y sus cosas-.  Aunque parece tener razón, creo que también pueden llenar sus carteras con cosas del súper, ¿o no?.

Segundo: Un día voy al Sistema Penitenciario Nacional a visitar a alguien X. Ya casi para entrar y después de algo de burocracia, a la hora del último registro para pasar al área de visitas, me dice el policía: -lo voy a dejar entrar con sandalias pero no se puede, solo si tiene problemas y las necesita…-  A lo que pensé, está bien pues. Pero cuando veo los pies de las mujeres que estaban entrando, muchas iban de sandalias… y qué pasa: ¿no pueden los hombres usar sandalias?

Tal vez mis ejemplos parezcan tontos, pero fijémonos en que a veces nos apegamos a prejuicios y detalles particulares y dejamos de lado lo que está más allá de lo particular. Quiero decir que si somos seres humanos hemos de buscar en el fondo de cada persona lo que le hace ser “ser humano”. No es lo aparente. No es el color, sexo, tamaño, nacionalidad, cultura, idioma, creencia religiosa… El ser humano es mucho más que esos accidentes. Todo lo enunciado es circunstancial y no me hace ser más o menos ser humano.

Volviendo a mis ejemplos graciosos, sentí un poco la discriminación a la que se someten muchas mujeres día a día solo por el hecho de serlo. El problema es que aunque los derechos son universales muchos no ven ese detalle y no tratan a las personas como personas. Las tratan según la diferencia. Tener en cuenta las diferencias o accidentes, no está mal, ya que cada persona es única, particular, indivisible e irrepetible. El problema empieza cuando nos quedamos en la diferencia, de cualquier tipo, y olvidamos lo esencial, lo universal.

El tema de los derechos humanos en tanto que universales, es un problemas actual. Pues muchos niegan la naturaleza universal de muchas cosas. Pero nuestro problema más que aclararse se empeora, pues, son tanto los reclamos de libertad y deseo de autonomía que cada quién quiere hacer lo que mejor le parezca. Cada cual a su modo, a su manera. Cosa que veo imposible de realizar. Por ello necesitamos normas. Estas normas son aprendidas culturalmente y por lo general no están escritas. Normas que nos dice cómo vestirnos, tratarnos… etc. Los derechos Humanos son normas escritas que traen la pauta para el buen vivir entre los Hombres (varones y mujeres).  Normas que deberíamos respetar todos y cada uno. Siendo inclusivos y no excluyentes.

Por tanto: cuando se habla de derechos particulares no olvidemos que de fondo están los derechos universales.  Antes del Yo están los Otros (en principio mis padres, ya que sin “él” y “ella”, no habría ningún “yo”).

No olvidemos que Todas las Personas tenemos los mismos derechos sin distinción alguna. No hay ni mejores ni peores seres humanos constitutivamente hablando. Todos gozamos de los mismos derechos y deberes en cuanto SERES RACIONALES, SERES SIMBÓLICOS…

La riqueza de nuestra humanidad está en la riqueza y diversidad. En la era de la globalización hemos de pensar más universalmente.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Reflexiones y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Universalidad y Particularidad

  1. Pingback: Mujeres y lenguaje: lo femenino frente a la opresión | ¿Quién soy yo?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s