Haití, un tema pendiente para el mundo

El desastre que está sufriendo el pueblo haitiano, no es sino el resultado de la postergación de su problemática. Resulta que ahora todos quieren ayudar, y eso es bueno, pero sería mejor que nos tomáramos en serio la cuestión de la ayuda. Si losmillones de dólares que cuestan los misiles que se han lanzado sobre el pueblo iraquí, los millones de dólares que se gastan en perfumes y alimentos para perros y gatos, el consumo de maiz para biodiesel y un sinnúmero de gastos justificados como "necesarios" se hubieran invertido en la construcción de mejores casas,  la historia fuera distinta. Es como la otra vergüenza de la humanidad. Tanto tiempo que lleva el pueblo sufriendo y fue necesario que la tierra temblara para que nos volviéramos hacia ellos. Esa es la triste historia de nuestros pueblos pobres, migrantes y marginados. Cuando hay golpes de estado (28-06-2009), revoluciones (19-07-1979) o Terremotos (12-01-2010), sin olvidar los huracanes (Mitch, Juana, Stan, Katrina) es hasta ese momento en que se acuerdan de que hay países pobres que tienen mucha gente que sueña un mundo mejor, en ese momento de "la ÚLTIMA HORA" que nos damos cuenta que los millones de dólares que malgastamos en vanidades se pueden ocupar para aliviar el dolor de muchos. Hasta cuando será la lucha del hombre por el hombre. La naturaleza tiene un equilibrio, y está roto. Y, ¿quién lo rompió? No nuestros pobres países pobres, sino los que ahora llegan como "redentores", con limosnas, a querer poner un parche a su vergüenza. ¿Dónde queda Copenhague… ? Será que los países del G8 querrán comprometerse con la salvaguarda de La MADRE TIERRA. Será que nuestros pobres países pobres seguirán pagando los platos rotos de el desorden causado por los grandes consumidores y contaminadores. Hoy se están desbordando en generosidad sobre problemas que llevan siglos de estar esperando… Ah, pero nada es gratis. Quieren plan Marshall, pero Haití no cuenta con la infraestructura para hacerle frente a un mega-endeudamiento… Bueno. Ayudemos todo lo que podamos, pero no olvidemos que nuestros pueblos, como Haití, tememos muchos problemas históricos y sociales… No dejemos que se nos acumulen…
Que el Señor nos acompañe.
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Noticias y política. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s